viernes, 3 de diciembre de 2010

Informe Contaminación Atmosferica y Salud

Buenos días,
Ayer llegó a mis manos el 2º Informe del Observatorio DKV salud y medio ambiente. En esta ocasión trataba la contaminación atmosférica y la salud. En este informe podréis valorar las principales causas, los efectos sobre la salud, las estrategias para mejorar la calidad del aire y conocer algunos programas de reducción de la contaminación atmosférica.
A pesar de la calidad del informe y de que estoy seguro de que es un tema que a todos nos preocupa, seguramente nadie de vosotros se lo descargue y se lo lea. Por otro lado, el otro día, recibí un comentario que decía "no acabo de entender Mundo Qualium, hablas mucho y no das soluciones para el día a día". Pues en esta ocasión voy a tratar de ser más práctico. A ver si así funciona! Ya me diréis.
Solo me voy a fijar en una pequeña parte del informe. Me preocupa enormemente el impacto que tiene el sector del transporte en las emisiones de los varios gases que contribuyen a la contaminación. Si tanta polución producen los camiones, los coches, los motores diesel y demás, ¿porqué compramos kiwis de New Zeland? ¿Porqué tomamos piña de Costa Rica o mangos de Colombia? ¿Cómo es posible que con la cantidad de manzanas que tenemos en nuestro país y en las provincias donde vivimos, las del Carrefour sean de Argentina? ¿En qué estamos pensando señores? Te das una vuelta por el súper y hay leche que viene de Francia, cereales de Alemania, carne de Brasil, fruta de otros continentes, patatas de Perú, vinos de Sudáfrica y un largo etcétera. ¿somos conscientes del impacto que tienen estos productos en el medio ambiente? Sabemos que los efectos en el medio ambiente son fatales y aún peores en nuestra salud pero seguimos consumiendo TODOS los días productos que vienen de tan lejos. Pues ahí va una pequeña solución práctica: Aumentemos el consumo de productos locales y con bajo impacto en el medio ambiente por favor! 
Son varias las empresas que empiezan a tener en cuenta estos factores a la hora de vender productos. Hace poco tiempo nació el concepto de fruta y verduras de Km 0. Se refiere a la distancia que recorren los alimentos desde el punto de cultivo hasta el de venta al consumidor. No puede superar los 100km lo que evita transporte y refrigeración del producto a la vez que se activa la economía local y el consumo de productos de temporada. Hay varias iniciativas que nos lo ponen un poquito más fácil, pero todas dependen de lo exigentes que seamos a la hora de comprar. Debemos mirar las etiquetas, y saber de dónde vienen los productos y no solo comprar por placer. Este es uno de los principios del consumo responsable.
Este es el link donde podréis Descargar el informe de contaminación atmosférica y salud y a los más valientes les invito a que aporten ideas!
Me despido, pero antes aprovecho para pediros que hagáis los comentarios que tengáis dentro del blog. Me encantan vuestras valoraciones, críticas e ideas y si las hacéis públicas en el blog quizás otros lectores se lancen a "discutir" y a opinar, que es uno de los objetivos de esta web.
Buen fin de semana a todos y feliz puente para los afortunados!

Roberto

3 comentarios:

Julie DesBois dijo...

Después de décadas discutiendo con los que me rodean por utilizar el coche hasta para ir a buscar el pan, por no practicar el reciclaje selectivo o por tener las ventanas abiertas mientras funcionaba la bomba de calor… no se me había ocurrido el hecho de que de cuanto más lejos vengan los productos que compro mayor impacto medioambiental llevan asociados. Me parece una iniciativa genial tener este factor en cuenta, y lo voy a recomendar. Por otro lado no puedo evitar pensar en qué les pasaría a los habitantes de las zonas que producen “kiwis” para todo el mundo si de repente sólo tuvieran consumo local. Y es que… nunca llueve a gusto de todos. Es como el biocombustible… una iniciativa muy buena a efectos medioambientales…, pero ello hizo que el precio de ciertos alimentos básicos relacionados subiera (debido al aumento de demanda), hecho que afectó al mercado de dichos alimentos (afectando especialmente a los países tercermundistas).

Sin embargo considero que lo primordial es la salud del planeta. No podemos esperar que la humanidad esté sana en una tierra que no lo está.

El Equipo Qualium dijo...

Julia, no se muy bien lo que pasaría. Lo que sí sé es que los lugares que exportan en tan grandes cantidades hacen un abuso de sus tierras por la práctica de la agricultura intensiva. Tienes el ejemplo de la catástrofe selvática de la soja en Brasil, el aumento de la demanda de cereales, el maíz transgénico en España, y varios casos que están matando día a día a nuestras tierras. Es verdad que no siempre es así, pero la demanda excesiva de ciertos productos exige una agricultura de mucha producción en poco espacio, lo que supone un desgaste horrible para la tierra por que se ven obligados a utilizar medios insanos para aumentar la rentabilidad del metro cuadrado. Además, juegan con grandes producciones en cortos espacio de tiempo y con la recogida del producto sin madurar. Imaginate un kiwi o un mango desde el árbol hasta tu plato. Lo recogen verde y lo maduran en cámaras, perdiendo así gran parte de las propiedades que tiene la fruta, por no mencionar el coste energético de las cámaras de frío, y su impacto ambiental en el transporte.
No podemos pensar en qué pasaría económicamente con los transportistas, con los marineros, con los agricultores, y con los diferentes colectivos implicados. Este modelo en que vivimos solo lleva unos años funcionando y el planeta y nuestra especie ha sobrevivido SIEMPRE, así que seguro que encontraríamos soluciones. El problemas es que con este nuevo modelo comemos las mismas frutas todo el año, perdemos el sentido de las estaciones y nos desconectamos y nos desvinculamos de la tierra con las horribles consecuencias que esto tiene. Y está sobradamente demostrado que con este sistema estamos destruyendo el planeta y solo se enriquecen unos pocos, y no son precisamente los colectivos por los que estás preocupada.
Lo peor de todo es que en España somos el huerto de Europa. Tenemos de todo y para todo el año, abastecemos a todo Europa porque tenemos buenas tierras y buen clima, y aún así consumimos lo que viene de más lejos. Si viviéramos en el polo norte, está claro que sería un tema de supervivencia, pero en nuestro caso es un tema de comodidad, inconsciencia, imposición, desinformación o como lo queramos llamar.
Siento no ser demasiado técnico en la explicación, pero créeme que te lo digo muy convencido!
Gracias por tu comentario!!
Roberto

Anónimo dijo...

Hola Roberto.
Me parece muy bueno este post. Es cierto que no somos conscientes de las auténticas barbaridades que se cometen con el transporte de mercancias. Desde un punto de vista económica quizás es más barato comprar manzanas en Sudamérica y luego traerlas a Europa pero para el planeta es un absurdo.
Lo tendré en cuenta cuando vaya al super!!!
Abrazos,
Ricardo